Happy, mi mascota, mi compañero, mi ángel

08.05.2014

Es increíble cómo el espíritu de un animal puede penetrarse en el corazón de uno sin que ni siquiera uno se dé cuenta. Los perros te aceptan tal y como eres, no juzgan ni guardan rencor. Happy es mucho más que una mascota, mucho más que un perro, ella se ha convertido en parte de mí. Se dice que el mejor amigo del hombre es su perro, pero la verdad es que Happy es mucho más que eso.

De hecho, la única manera de definirla es llamándola un ‘ángel’, porque eso es lo que es, un alma hecha de puro amor. Happy es un ángel sin alas, pero con una cola siempre meneando que le pone una sonrisa en mi cara. No es por nada que su nombre es Happy (feliz), es porque ella lleva la felicidad consigo por dondequiera ella va.

Recuerdo ese día cuando Happy llego a mi vida como si fuera ayer. Era el mayo del 2007, estaba viviendo en Aruba y el que era entonces mi novio me la trajo porque se sentía culpable de no pasar suficiente tiempo conmigo. Él nunca me preguntó si quería un perro, me lo trajo así como un regalo. Así que te puedes imaginar mi sorpresa cuando de repente apareció esta raza mezclada (cocker spaniel, Terrier, Poodle quién sabe qué más) con pelo blanco y largo como un rastaman lleno de piojos y garrapatas enfrente de mí. Debo confesar, fue amor a primera vista.

Happy tenía en ese entonces como 4-5 meses de edad, estaba en un refugio local, donde fue dejado por un propietario anterior. El refugio no obtiene mucho financiamiento pues no pueden proporcionar a los animales la calidad de vida que ellos se merecen. Las jaulas donde los animales son mantenidos son de una cerca de alambre y en unas jaulas habría pollos, en otros gatos, en otros perros y en otras cabras. Ellos no tienen suficiente espacio y en algunas de estas jaulas habría como 4 a 6 perros. Esto ciertamente no es el mejor lugar para una vida sana y no es de extrañar que Happy tenían gusanos del corazón. Este tipo de gusanos se envuelven alrededor del corazón de los perros y mata al perro lentamente. Tuve que llevar a Happy al veterinario casi todos los días durante un mes completo para que pudiera obtener el tratamiento adecuado y que podíamos deshacernos de estos gusanos.

Una de las primeras cosas que le pedí a mi asistente era que cortara su a Happy su cabello, darle un buen baño y deshacerse de los piojos y las garrapatas (Ella era apenas reconocible después de esto). Esta tendencia continuó durante unas semanas hasta que se deshizo de todos los piojos y conseguimos librarnos de todas las garrapatas que eran posible. Es imposible tener un perro 100 % libre de garrapatas cuando se vive en un lugar tan cálido, ya que están en todas partes.

Durante las primeras semanas se podía notar que ella ha sido maltratada por el dueño anterior. Happy tenía mucho miedo a los hombres en general, y cada vez que el asistente tenía algo en la mano le daba a Happy como un ataque de pánico y huía asustada. Eso vino a pasar con el tiempo, cuando consiguió confianza en su nuevo hogar. No tuvimos que enseñarle nada a Happy, como manejarse, etc. Ella parecía entender la situación en que yo estoy y ella entendió su papel en mi vida. La silla de ruedas se convirtió en su refugio. Un refugio para cuando ella tenía miedo, un lugar donde se podía sentirse protegido y seguro, lo cual es un hecho curioso, porque es imposible que yo la defienda físicamente.

La cosa más importante para mí cuando decidí a volver a Finlandia fue a llevarla conmigo. De ninguna manera iba a dejarla atrás, se había convertido en una gran parte de mi vida y ella iba a permanecer como tal. Estaba decidida E iba a soportar un mes más este abuso narcisista mientras ella recibía todas sus vacunas para mantenerla siempre en mi vida.

Llegamos en Finlandia en noviembre de 2008. Ese año empezó a nevar muy temprano y en noviembre ya todo estaba cubierto de nieve. Cuando llegamos a casa ella saltó del auto y comenzó a correr por la nieve, parecía que le encantaba. En cierto modo, era como si supiera que este nuevo lugar extraño y frío era su nuevo hogar. Mi madre y mi padre son básicamente gente de gato, nunca se interesaron mucho con los perros, sin embargo, le tomo a Happy muy poco tiempo para conquistar a sus corazones. Mis padres tenían 2 gatos, Eetu y Dusty, pero los gatos no eran ajenos a Happy, una vez en Aruba encontró gatito unas pocas semanas de edad en el jardín, sus instintos maternales salieron inmediatamente a la luz. Ella cogió a la gatita en su boca y la trajo hacia adentro y comenzó a cuidar de ella. Ella iba a dormir con la gatita cerca de su pecho envuelto entre sus patas. Ella la tomaba consigo por dondequiera que iba e incluso la dejaba chupar sus pezones a pesar de que ella no tenía leche para darle.

Henning ama a los animales, especialmente a los perros. Y se llevan tan bien que tengo que decir que hoy en día Happy no es solamente mi perro, nuestro perro. En realidad debería decir que ella es parte de la familia un poco como nuestra hija. Ella comparte nuestra cama por la noche, durmiendo junto a mí en la mayor parte de la noche. Ella tiene un hábito de ir a dormir junto a Henning en la mañana. No sabemos por qué, pero ella debe tener sus razones.

Le di a ella el nombre “Happy” porque siempre estaba tan feliz, incluso cuando estaba muy enfermo. Ella es tan feliz y positiva como nosotros, de una manera que se puede decir que ella es el perro perfecto para mí. Nunca hemos tenido ningún problema con ella ni siquiera uno pequeño. Y nunca tuve que enseñarle nada. Ella parece entender todo. Usted puede darle una orden y ella sabría lo que quieres decir a pesar de que no le hemos enseñado eso. Ella puede ser ella misma todo el tiempo, pero cuando ella está a mí alrededor sabe que tiene que tener más cuidado y relajarse. Cualquier cosa puede suceder mientras está sentada en mi regazo y ella no se mueve ni hace un ruido, se sienta allí y se mantiene quieto.

Happy, no es un perro de servicio y nunca fue entrenado. Ella entiende la situación y se adapta a él. Ella nos da tanto con solo ser ella misma y compartir su vida con nosotros. Ella es mucho más que la definición “el mejor amigo del hombre”.

Mi ex me causó mucho dolor, más de lo que uno se pueda imaginar. Pero también me dio uno de los mayores regalos de mi vida (mucho más de lo que él se puede imaginar) a ‘Happy’

Un perro (animales en general) puede significar tanto en la vida de uno. No son como las personas, a la única ley que ellos sirven, es la ley de ‘Karma’. Así que, básicamente, lo que das es lo que recibes, pero multiplicado. Si le das a ellos un buen hogar y amor, ellos te darán su vida y mucho, pero mucho más.

Kati

 

Comments (6)

  1. Leena Jokiniemi 09.05.2014 16:07

    Ihana Happy <3

  2. Koirarakas 09.05.2014 16:57

    Minullakin oli joskus nuoruudessani koira. Jonka kävi ikävästi. En välitä miettiä menneitä vaan menen eteenpäin ja hymyilen ilosta, kun sinulla on Happy ♥✼◕ ‿ ◕✼♥ LOVE ♥✼◕ ‿ ◕✼♥!!!!

  3. don grisham 09.05.2014 18:31

    what a lovely story, I love my dogs very much and they are a large part of my life. I could not see myself living without a dog.

  4. Katja 09.05.2014 19:03

    Kirjoitat aidosti ja koskettavasti lempilapsestasi. Toivottavasti saatte olla yhdessä vielä pitkään! Kiitos blogista.

  5. Irma 06.06.2014 12:20

    Koiraihmisenä, ja oman rakkaan lemmikin helmikuussa menettäneenä, tunnen sen fiiliksen kun koira on enemmän kuin koira. Vaikka 11 v yhteistä polkua saimme taivaltaa, suru on silti sanoinkuvaamaton. Vain eläinystävät tietävät tämän. Sinulla on suuri sydän ja olen nöyränä lukenut elämänstooriasi. Lukiessani juttua, nostan hattua sinnikkydeellesi ja positiivisuudellesi, voimia sinulle jatkossakin. Hienoa, että sinulla on tämä blogi 🙂

  6. Sophie Wood 24.06.2017 06:33

    Animals are pure love. They offer unconditional love & also great teachers. They teach us how to be here & now. I can see that Happy is very special & loving fur baby. I’m so “Happy” :o) for you guys!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gallery:

View all

  •  

    tiny 30 IMG_7013 image20 IMG_0003